lunes, 20 de diciembre de 2010

Imagínese

Imagínese doctora mi sorpresa cuando descubrí en que me había convertido en una cucaracha...

...Cuando los momentos se tornan prolongados
dejan de ser momentos para convertirse en instantes duraderos.

Imagínese cuando no saberlo
imagínese en el momento de algún instante que se paraliza, deja muerto el instante
y lo tiene por frustrado, me libre de una ves,
que no vengan…
que no venga ni para mas tarde
solamente que surja de algo instantáneo, con su muerte instantánea.

Algo de mas no está nada mal;
imagínese usted saberlo,
no está de mas saberlo, pues vivirlo en el tiempo
que sea necesario, ya que aquello entra por aprendido
aprendido por naturaleza por algún error, algún aprendizaje.

Imagínese cuando después…
no sentiste alguna fuerza de más,
no está de más tenerla, mas no superarla.

Imagínese ya no tenerla algo de más ya no hay mas que contar
… ya estás muerto.

Doctora, ¿doctora? usted no me está escuchando.

2 comentarios: